viernes, 24 de marzo de 2017

Colina de Santa Ana- Punto Mágico de Chiclana de la Frontera




La Colina de Santa Ana de Chiclana de la Frontera. Un lugar para observar toda la Bahía de Cádiz, históricamente ha sido, entre otras cosas: atalaya desde donde avisar de guerra, alarma o venida de barcos desde América.

Aquí reza la placa que marca el Punto Mágico: Colina de Santa Ana, molino, fortín, ermita y antigua atalaya desde la que se alertaba al pueblo de Chiclana de los ataques vikingos y moriscos. Rompiente del levante y del poniente, blanca paloma para los marcos de la mar, rosa de los vientos.



Los puntos mágicos de Chiclana de la Frontera, son siete: desde ellos puede divisarse la ciudad en distintos planos. El mítico responde al Templo de Hércules, por ejemplo; mientras que el histórico se corresponde con la Loma del Puerco, que nos retrotrae a la Batalla de Chiclana, uno de los episodios más importantes de la Guerra de la Independencia, en 1811. Las salinas, por su parte, representan el punto mágico más etnográfico. Reza la piedra ostionera que hay allí colocada: “de las salinas y esteros obtuvieron los chiclaneros, desde tiempo inmemorial, el pescado y la sal”. Otro punto mágico es la Colina de Santa Ana, la atalaya de la bahía gaditana… El Carrascal, Miralmar y la Espartosa completan los siete puntos mágicos de Chiclana.